Normas de etiquetado, ¿qué aportan al consumidor?

Muy al hilo del post sobre calidad y certificaciones alimentarias, profundizamos hoy en un tema que dará mucho que hablar en nuestro sector durante este año y puede que parte del siguiente. La normativa sobre etiquetado de alimentos se ha modificado y, poco a poco, veremos cómo los productos en las estanterías del supermercado se adaptan a ella. A finales de 2014 se hacía oficialmente obligatorio el Reglamento (UE) nº 1169/2011 y con ello surgieron cambios en nuestra vida diaria

¿Quieres saber más sobre cómo afecta esto al consumidor y a los especialistas Horeca? Pasa hasta la cocina 😉

Camilo Rueda López-etiquetado-alimentación

(Camilo Rueda López)

Aunque la implantación de las nuevas especificaciones en etiquetado será progresiva (algunos de ellos no serán plenamente efectivos hasta diciembre de 2016) , tanto empresarios como clientes tenemos que hacernos a la idea de que, a partir de ahora, encontraremos datos distintos a los acostumbrados en los envases. Esta medida, que aboga por la estandarización para beneficio de todos, se resume en los siguientes puntos.

¿Qué cambia en el etiquetado?

¿Qué aceites se emplean? El tipo de aceite debe quedar perfectamente detallado

Desde la entrada en vigor en diciembre de 2014 de la nueva normativa, los productores deben especificar con qué aceites vegetales se han preparado los alimentos. El consumidor identificará así más claramente uno de los ingredientes clave en muchos alimentos.

Información nutricional obligatoria en alimentos procesados (aplicable a partir de 2016)

Los datos a incluir son:

  • Valor energético
  • Grasas
  • Grasas saturadas
  • Hidratos de carbono
  • Azúcares
  • Proteínas
  •  Sal

Y la medida sobre la  que se calculan debe ser los 100 gramos (100g)  o 100 mililitros (100ml).

A mayores, de forma voluntaria, los fabricantes pueden incluir los siguientes datos de sus productos:

  • Ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados
  • Polialcoholes
  • Almidón
  • Fibra alimentaria
  • Vitaminas
  •  Minerales

Eso sí, según la norma, la información voluntaria nunca debe dificultar o imposibilitar la lectura de la información obligatoria.

Origen de la carne y otros productos frescos (pendiente de resolución definitiva)

Hasta ahora era sólo obligatorio en el caso de la de vacuno, frutas, verduras, miel y aceite de oliva. Esta práctica, que aún debe ser aprobada en una resolución definitiva, de ser aceptada, se extendería a las carnes frescas de cerdo, ovino, caprino y aves de corral. Es muy importante, respecto a esta anotación, hacer constar el país de origen de los ingredientes cuando el no hacerlo pueda llevar a engaño a los consumidores.

Alérgenos

Este tema es de vital importancia, ya que un etiquetado deficiente o confuso puede dar lugar a situaciones graves para las personas alérgicas. Por ello, en los alimentos envasados, la información sobre alérgenos siempre debe incluirse. La novedad radica en que desde este momento deberán destacarse sobre la lista de ingredientes de forma tipográfica. Si no hubiese lista de ingredientes, se debe recurrir a la mención “contiene”. Sin embargo, esta regla no afecta sólo a productos envasados, sino a aquellos que se venden a granel.

Tamaño de la letra

Una queja muy común por parte de los usuarios y de las organizaciones de consumidores era la falta de legibilidad de los ingredientes, valores nutricionales y demás información asociada al producto que se adquiría. La Unión Europea lo ha tenido en cuenta y ha fijado en 1,2mm el tamaño mínimo de la tipografía para envases de más de 80 cm cuadrados. En el caso de envases de menor tamaño, el mínimo se reduce a 0,9.

¿Cómo serán las etiquetas?

Si bien aún es posible que sean sometidas a cambios y modificaciones a lo largo del año, la etiqueta “tipo” recogida en el reglamento es la siguiente.

normas-etiquetado-Reglamento (UE) nº 1169/2011

 

 Infografia realizada por El País en base al Reglamento (UE) nº 1169/2011

 

Estos son sólo algunos de los cambios que veremos en los supermercados durante el 2015, ampliaremos en siguientes entradas la inclusión de los alérgenos en los etiquetajes y la gestión de este tema desde restaurantes y servicios de cátering. Mantente muy atento y si tienes dudas, no dejes de escribirnos 😉

2018-09-14T11:03:40+00:00 20/02/2015|Trucos y consejos|