Mejora tu atención al cliente en seis sencillos pasos

Como sabes, la atención al cliente en hostelería puede marcar la diferencia entre fidelizar un cliente o perderlo para toda la vida. ¿Buscas consejos para mejorar la atención al cliente en tu negocio? Te enseñamos a ser un experto en atención al cliente en cafeterías y restaurantes siguiendo solo estos seis sencillos pasos. ¿Pasas hasta la cocina?

Atención al cliente imagen de Roman Boed

Imagen de Roman Boed

1. Optimismo y alegría: todo en uno en atención al cliente

Piensa que los clientes llegan a tu establecimiento con la intención de pasar un momento agradable y desconectar del día a día por un instante. ¿Cómo crees que se sienten si en sus momentos de relax se tienen que enfrentar a una cara de uva pasa que los sirve de mala gana? El personal de tu establecimiento debe llevar siempre la sonrisa como la pieza más importante de su uniforme. Contágialos con alegría y volverán siempre buscando tu sonrisa y las buenas sensaciones que transmites.

2. La comunicación: el must have del perfecto hostelero

¿Quién vende la marca de tu establecimiento? ¿Qué tienen que hacer los clientes para llevar su pedido a cocina? ¿Cómo pueden comunicar los deseos que quieren satisfacer? El personal de tu restaurante o cafetería es el vivo reflejo de tu marca y es a su vez el encargado de que el cliente se vaya satisfecho porque le han cubierto sus necesidades de forma positiva. Así, la comunicación profesional-clientes es el elemento más importante. Un buen camarero no duda en hacer sugerencias, explicar platos o preguntar por qué el cliente no ha terminado su comida. Además, un profesional conoce en detalle la oferta del local y puede responder a preguntas sobre ingredientes o modo de cocción.

3. La atención continuada: el cliente como centro

Los clientes adoran los mimos y se enfadan mucho si no se los das. Nadie te pide que vayas repartiendo caricias, pero sí que hagas que cada uno de ellos se sienta siempre atendido y bajo tu punto de mira. Atiende si te llaman, retira la vajilla si han terminado de comer algún plato e incluso pregunta si quieren más bebida si ves los vasos vacíos. Conviértelos en el centro de atención de tu universo hostelero

4. El tiempo no corre, vuela

Nunca sabes la prisa que tienen tus clientes, así que lo mejor es que siempre intentes ser lo más rápido posible en tus acciones. No tardes en cogerles nota, en servirles ni tampoco en darles la cuenta. Hazles esperar demasiado, y probablemente no vuelvan a confiar en tu buena mano en la cocina.

5. Las sugerencias disfrazadas de quejas

Sí, has leído bien. Una queja puede ser simplemente una buena sugerencia si sabes lidiar con ella. Aprende a convertir experiencias desagradables en buenas y prepárate para disfrutar del maravilloso efecto del boca a boca que anuncia que un restaurante o cafetería se preocupa de verdad por sus clientes.

6. El personal feliz: otra apuesta positiva

Los seres humanos somos fuentes de emociones. No puedes pedirle a un camarero que derroche alegría y optimismo si está amargado con el trabajo o con tu trato. Asígnale un número de mesas adecuado, fomenta el trabajo en equipo y haz todo lo posible para que el ambiente de trabajo sea siempre positivo. ¡Tus clientes lo notarán y volverán!

 

¿Qué otros factores crees que son fundamentales para mejorar la atención al cliente? Nos encantaría conocer tu opinión como profesional de la hostelería.

2018-10-17T09:11:10+00:00 28/08/2015|Trucos y consejos|