Business Model Restaurant

En plena crisis es más importante que nunca hablar de restauración, de gestión y sobre todo de innovación. Por eso hoy os queremos hablar de una herramienta que nos permite crear nuevas ideas y conceptos para innovar: Business Model Canvas o Lienzo del Modelo de Negocio. Dicho lienzo nos puede servir, bien para diagnosticar los problemas de nuestro restaurante y tomar medidas correctoras o bien para generar nuevas ideas y conceptos retadores para iniciar un nuevo proyecto.

http://www.businessmodelgeneration.com

http://www.businessmodelgeneration.com

Se trata de una herramienta muy sencilla, de naturaleza visual que nos permite, de un solo vistazo, analizar cómo funciona nuestro restaurante y genera rendimientos. El poder del lienzo está en su simplicidad, porque consigue alejarnos de los problemas diarios y hacernos reflexionar sobre cuestiones más importantes a largo plazo en el funcionamiento de nuestro negocio.

Para todo esto, el lienzo del modelo de negocio cuenta con los 9 módulos que vemos en la imagen y que podemos utilizar para simplificar el funcionamiento de nuestro restaurante.

  1. Segmentos de mercado: son los diferentes tipos de clientes a los que se dirigimos. Los segmentos a los que se dirigía El Bulli, nada tienen que ver con la clientela de Lizarran o McDonald’s. E incluso dentro de un mismo negocio, se pueden atender varios segmentos del mercado. Por ejemplo, sabemos que McDonald’s no se está dirigiendo al mismo segmento con un Happy Meal o un Big Mac. Por ello, a la hora de definir nuestro modelo de negocio debemos decidir de manera consciente a qué segmentos nos vamos a dirigir.
  2. Propuestas de valor: en este módulo se describe el conjunto de productos y servicios que crean valor para nuestros clientes (los segmento de mercado a los que hemos decidido atender). Y con esto no nos referimos simplemente al menú, sino a todo aquello que el cliente valora y por lo que está dispuesto a pagar: estética del local, tipo de ambiente, trato del personal, localización, etc. Todo esto implica, que para definir nuestra propuesta de valor debemos de ser conscientes de las necesidades de los diferentes segmentos que vamos a atender, entendiendo que cada uno de estos puede requerir diferentes propuestas de valor.
  3. Canales de comunicación, distribución y venta: son la forma en la que acercamos nuestra propuesta de valor a los clientes. Opciones como un servicio de catering, la entrega a domicilio o la localización en un local físico son cuestiones que debemos valorar en este módulo, así como la forma en la qué vamos a comunicar nuestra propuesta de valor. En esto, como ya hemos visto, tiene mucho que decir las nuevas tecnologías y las redes sociales.
  4. Relaciones con clientes: la empresa debe decidir qué tipo de relación quiere mantener con los clientes. En este punto existen diversas opciones que van desde el trato individual y personalizado a la automatización, por ejemplo, a través de máquinas expendedoras.
  5. Fuentes de ingresos; este módulo se refiere a la forma en la que generamos dinero. Normalmente en un restaurante se paga por el producto/servicio consumido por el cliente. Sin embargo, opciones como el Buffet libre son dignas de valorar.
  6. Recursos clave: aquí determinaremos qué recursos son imprescindibles en la empresa para ofrecer nuestras propuestas de valor. La naturaleza de dichos recursos puede ser física (activos físicos como los instrumentos de cocina), intelectual (activos intangibles como los conocimientos de cocina, gestión de equipos o la imagen y reputación del restaurante y del Chef), humana (calidad del equipo, liderazgo o el trato con los clientes) o económica (dinero, líneas de crédito,etc.).
  7. Actividades clave: en este módulo se incluyen aquellas actividades que la empresa debe realizar para que el modelo de negocio funcione. Las compras, el almacenamiento de las mismas y la preparación de los platos podrían estar dentro de este módulo.
  8. Asociaciones clave: en esta parte del lienzo debemos incluir a la red de proveedores y colaboradores que contribuyen a que nuestro restaurante funcione. Los proveedores de la comida o la gestoría que lleva la contabilidad y los impuestos, serían ejemplos de asociaciones clave.
  9. Estructura de costes: por último, en este módulo se describiríamos las principales fuentes de coste de nuestro restaurante. Este es el último módulo del modelo de negocio porque depende en gran medida de cómo hayamos configurado los anteriores

Todos los módulos del lienzo son susceptibles de generar innovación, por ejemplo, los restaurantes ocultos le han dado la vuelta con éxito a la manera en la que este tipo de negocios se dan a conocer. En este caso, se trata de una innovación en el tercer módulo del lienzo, invirtiendo el funcionamiento lógico y tradicional del canal de comunicación de un restaurante.

2018-06-28T14:54:18+00:00 18/01/2013|Trucos y consejos|