Higiene en el restaurante, cómo cumplir las normas

 

Si queremos dar el mejor servicio a nuestros clientes, que se enamoren de nuestra carta y repitan todas las semanas, uno de los pilares básicos sobre los que debemos trabajar es la higiene en nuestra cocina. Quienes conocéis el papel de Alberto Chicote como mentor en muchos restaurantes habréis podido comprobar la importancia de contar con unos estándares de limpieza y organización. Hoy queremos ampliar con vosotros este tema y proporcionaros unas pautas para que vuestro lugar de trabajo esté siempre en estado de revista. ¿Pasáis hasta la cocina?

Higiene en el restaurante: Estructuras

Si aún no habéis abierto vuestro restaurante y estáis decidiéndoos por la ubicación, existe una serie de requisitos a tener en cuenta para escoger la mejor ubicación. No se trata sólo de estar en la calle de moda, sino de que la estructura del local cumpla unos requisitos específicos:

  • Suelos y paredes deben ser impermeables. Es muy importante que los primeros, además, sean antideslizantes.
  • El diseño del techo debe estar orientado a facilitar la limpieza. Si existen molduras, arcos o cualquier otro añadido, este no debe acumular polvo o nos dificultará el trabajo diario y puede convertirse en una fuente de contaminación para nuestros platos.
  • Los insectos, bien lejos de nuestro restaurante. En las zonas en las que se preparan los alimentos es muy importante que no pueda entrar ni un sólo insecto. Para esto se pueden emplear sistemas como mosquiteras o rejillas en las ventanas.
  • La cocina: aislada. Las puertas con cierre automático son un imprescindible en la cocina. Una vez el camarero la ha abandonado con la comanda, nada puede entrar, excepto él mismo. Los sistemas de este tipo evitan que nuestra cocina se pueda ver invadida por elementos extraños que contaminarían nuestras preparaciones.
  • Puntos de suministro y de desagüe perfectamente ubicados y controlados. En el caso de sumideros es clave que contemos con rejillas para evitar roedores y otras plagas urbanas.

Higiene el restaurante: Utensilios y equipo

Si vuestro nuevo local cuenta con una estructura adecuada, el mantenimiento de utensilios y equipo se hará más llevadero. Sin embargo, también en este campo existen unas normas de higiene que cumplir. Desatenderlas puede suponer una sanción por parte de la administración pública. ¿En qué debo fijarme?

  • Los cubos de basura deben poder operarse sin tocarlos con las manos. Para ello contarán con una tapa oscilante o con un pedal. En su interior, siempre debe haber una bolsa de plástico para facilitar el vaciado. La zona de contenedores debe situarse en el exterior y siempre alejada de la zona de preparación de alimentos. Debemos desinfectar diariamente cubos y contenedores.
  • Vajilla, cubertería y mantelería deben almacenarse en un lugar seco, cerrado y alejado de del polvo y de otras posibles contaminaciones. Siempre deben lavarse antes de su uso y estar perfectamente secas antes del guardado. Los vasos y copas se colocarán siempre boca abajo para evitar que se deposite polvo en su superficie.
  • No debemos situar ninguno de nuestros utensilios o equipamiento cerca de drenajes o cubos de basura para evitar la contaminación cruzada.

Norma higiene restaurante cocina

Estas son algunas de las buenas prácticas que debe contemplar tu negocio. Además, por supuesto, no debes olvidar que la higiene de tu propio personal es clave y que un restaurante de éxito se asienta sobre una excelente gestión de sus proveedores. ¿Tienes alguna duda sobre cómo mejorar la higiene en el restaurante? Estaremos encantados de resolvértela 😉

2018-08-21T08:17:07+00:00 11/06/2015|Trucos y consejos|