Cómo etiquetar alimentos congelados para ser más eficientes

Como sabes, la buena organización es un must have en un restaurante y en una cocina todavía más. ¿Quieres evitar que tu congelador o cámara frigorífica se convierta en un caos completo y tener todos los alimentos que conserves en él siempre bajo control? Eso sí, antes de nada consulta cómo mantener la higiene y la limpieza en tu congelador o cámara frigorífica. Una vez tengas claro el tema de la limpieza… ¡pasa hasta la cocina! Hoy te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre el etiquetado de alimentos congelados.

etiquetar-alimentos-congelados

Imagen de Taz

¿Por qué es importante etiquetar alimentos congelados?

Como sabes, el congelador o cámara frigorífica es mucho más que un almacén para guardar alimentos. De hecho es una herramienta muy útil para conservar la comida durante más tiempo. Así, para sacarle el máximo partido lo mejor es siempre mantenerlo organizado no solo a nivel espacio, sino también a nivel productos, echando mano de diferentes etiquetas en las que se incluya información relevante sobre los alimentos congelados que se almacenan en él.

¿Qué información hay que incluir al etiquetar alimentos congelados?

Si quieres aprovechar al máximo las etiquetas de tus productos congelados no te olvides de los siguientes datos:

  • Nombre del producto o ingredientes principales en caso de tratarse de una preparación: la comida congelada puede cambiar su aspecto y a veces dificultarnos reconocer qué alimento se esconde en cada bolsa o recipiente. ¡Quítate de dudas con las etiquetas!
  • Fecha de congelado: recuerda que no todos los alimentos tienen la misma fecha de caducidad, ni siquiera congelados. Ten siempre en cuenta los tiempos de conservación de cada alimento y respétalos de forma sencilla gracias a incluir la fecha de congelado en la etiqueta.
  • Número de raciones: otro dato importante a destacar en tu etiqueta es el número de raciones de cada recipiente. Si congelas comida ya preparada, por ejemplo, siempre sabrás qué recipiente descongelar dependiendo de la cantidad que necesites en cada momento.

¿Qué tipo de etiquetas puedo utilizar?

Cuando te lances a etiquetar tus alimentos congelados, acuérdate siempre de decantarte por etiquetas lo suficientemente grandes como para poder incluir la información que necesitas que resistan bien las bajas temperaturas del congelador. Tienes varias opciones:

  • Etiquetas «caseras»: hazlas de forma sencilla echando mano, por ejemplo, de trocitos de papel y pegándolas con un adhesivo adecuado.
  • Etiquetas para sobres: las etiquetas grandes que se usan en los sobres también te vendrán de perlas como etiquetas para tus productos congelados.
  • Etiquetas profesionales: entre las múltiples opciones que existen en el mercado, nuestras favoritas son las etiquetas especiales para congelados, las etiquetas solubles en agua y las etiquetas que no dejan restos.

¿Y tú? ¿Ya has probado a usar etiquetas para organizar tu congelador? ¡Cuéntanos tu experiencia!

2018-10-17T09:14:14+00:00 10/09/2015|Trucos y consejos|