El chef-youtuber, ¿cómo grabo mis recetas para publicarlas en Internet?

  • chef-youtuber, cómo grabar recetas para Internet

En ocasiones anteriores ya os hemos explicado la importancia de saber ‘vender’ bien vuestras recetas en la Red, tanto en la fase de fotografiarlas como en la de hacerlas públicas. Sin embargo, no todo se resume en imágenes estáticas en Internet. El vídeo gana cada día más peso y contar con un portfolio en movimiento de nuestras recetas puede resultar un extra a la hora de darnos a conocer. Youtube, por ejemplo, es una plataforma que aglutina a miles de personas amantes de la gastronomía, ¿por qué no contar con un canal propio en el que presentar algunas de tus recetas? Si estás listo para convertirte en todo un chef-youtuber, pasa hasta la cocina.

En el momento de comenzar a preparar materiales, ingredientes, menaje y todo lo necesario para la grabación de las recetas, hay una serie de técnicas y consejos que debemos tener en cuenta para transmitir una sensación de profesionalidad también a través de la pantalla.

 

El chef-youtuber: la importancia de la técnica

Una de las cuestiones esenciales para que la visualización posterior del vídeo a través de Internet sea la correcta es el tratamiento de la luz. En este sentido, si podemos contar con luz natural, por ejemplo una ventana, resultará más cercano emocionalmente a los espectadores. Si no es así, lo ideal es contar con tres focos, dos de ellos situados delante del chef y uno de detrás. Además, hay que contar con elementos para difuminar la luz y conseguir que los ingredientes principales y las manos del cocinero destaquen sobre el resto de elementos en pantalla.

Si no contamos con ayuda profesional, siempre es factible emplear dos focos caseros con dos potentes bombillas y utilizar un paraguas blanco para conseguir el efecto deseado de traslación de luz, situado tras el primer plano de grabación. Para una prueba inicial, puede usarse una lámpara de estudio enfocando directamente a la cara del cocinero y la mesa y fogones de trabajo.

En el caso del sonido, si no estamos seguros de poder eliminar ruidos e interferencias, es preferible no grabar nuestro rostro, sino sólo las manos de nuestro cocinero para poder añadir, en el momento de la edición, una locución grabada sin interrupciones, titubeos ni molestos ruidos ajenos a la cocina.

También en el aspecto tecnológico, es importante contar con una cámara que nos permita la grabación  HD, alta definición, y  realizar primeros planos nítidos de los ingredientes o detalles concretos. En cuanto a la edición tras la grabación, se puede trabajar sobre un plano secuencia o uniendo planos que mantengan el mismo encuadre. En la actualidad existen editores gratuitos y con un funcionamiento sencillo y al alcance de todos.

El chef-youtuber: grabando

Las imágenes que vamos a grabar sobre la elaboración de una receta deben ofrecer, entre otras cosas, una buena sensación de higiene, ser explicativas, ordenadas, y permitir escuchar claramente las instrucciones.  Para ello es relevante que

  •  Se vean las manos en la mesa de trabajo, la forma manipular los ingredientes, el movimiento del cuchillo y que esta herramienta no tape el corte de las piezas. Todo esto hará que los usuarios puedan seguir de manera sencilla la evolución del plato e incluso animarse a replicarlo en su hogar.
  • El vídeo tiene que ser ameno, captar la atención del espectador y evitar que se distraiga con facilidad. Es preciso que no sea demasiado largo, explicando bien los pasos y acortando tiempos. Esto se consigue con una correcta edición y un buen montaje en el que se eliminan los momentos de espera y se substituyen por transiciones o rótulos.
  • Es fundamental que se vean bien todos los procesos, tanto de la ‘mise en place’ como de la posterior preparación. Los usuarios deben comprender perfectamente el proceso de cocinado, cómo evoluciona el contenido de sartenes y cacerolas y el resultado final.
  • El orden es esencial. Hay que tener a mano los ingredientes y el menaje. Primero para no perder demasiado tiempo, y en segundo lugar para dar una buena sensación de orden a quien sigue la receta. Si se quiere dar más importancia al cocinado, pueden tenerse ya cortados los ingredientes, verduras, carnes, etc. Al principio del vídeo se presentará cada uno de los recipientes que contengan esos ingredientes ya cortados y preparados.
  • Si el orden es esencial, la limpieza es imprescindible. Al igual que en nuestro trabajo diario, todo debe estar impoluto. Para ello, es preciso retirar del primer plano lo que ya no es necesario en la receta, y limpiar después de cada proceso. Por ejemplo, la tabla de corte tiene que ser limpiada o sustituida por otra después de cada preparación de ingredientes.
  • Es interesante disponer de un guion sobre el vídeo que se va a realizar. Este guión, que usaremos para controlar perfectamente la locución, debe responder a las siguientes preguntas: ¿Qué pasos vamos a seguir?, ¿qué tomas son las más importantes?

Estos son sólo algunos consejos para iniciarse en el mundo de la grabación de vídeo-recetas. ¿Necesitas ideas? Inspírate en nuestro canal de Youtube 

2018-08-21T14:47:20+00:00 22/01/2016|Trucos y consejos|