5 Razones para diseñar un menú de verano refrescante y original para tu restaurante

Llega el verano, y lo hace acompañado del calor y del buen tiempo, lo que significa que está a punto de comenzar la época de mayor afluencia y trabajo para los restaurantes. Ya sea por los turistas, porque los días son más largos o porque el buen tiempo invita a salir a la calle, lo cierto es que los restaurantes se llenan durante el verano, siendo importante prepararse para afrontar esta época con garantías y conseguir la satisfacción de los clientes.


Son muchas las cosas que debes tener en cuenta para la temporada estival: acondicionar el local, instalar la terraza, crear ofertas especiales y, posiblemente lo más importante, diseñar un menú de verano refrescante y original que sea capaz de contentar a tus comensales.

Triunfa aplicando las mejores tendencias en menús para 2018

Porque los gustos varían según la época del año, ya que si durante el invierno reinan los platos calientes y abundantes, en el verano toma el testigo los platos más ligeros y frescos. Con el calor y el buen tiempo, comemos menos y bebemos más.

Esto hace que sea indispensable adaptar la carta de tu restaurante al verano y pensar en nuevos platos frescos y ligeros con los que puedas conquistar tanto a los clientes habituales, como a los turistas que llegan de fuera y lo hacen con ganas de disfrutar, entre otras cosas, de la gastronomía española.

Si no te lo habías planteado o directamente habías desechado esta posibilidad, desde Contucocina.com te vamos a mostrar las cinco razones por las que sí o sí, deberías diseñar un menú de verano para tu restaurante. ¡Toma nota!

¿Por qué es recomendable crear un menú veraniego?

#1 – Satisfacción del cliente

Conseguir la satisfacción del cliente debería ser tu principal objetivo, y para ello presentarle nuevos platos al llegar el verano es fundamental. Los clientes en verano buscan desconectar y romper con la monotonía del invierno, algo que pueden conseguir a través de la comida.

Hay platos típicos del verano que sólo con pensar en ellos hacen que sea inevitable pensar en estar sentado en una terraza mientras disfrutas de una cerveza bien fría, como el gazpacho andaluz, las ensaladas, el salmorejo, la paella, el pulpo a la gallega o la ensaladilla rusa entre muchos otros. ¡No dudes en incluirlos en tu carta!

Los aperitivos y las tapas también cobran una gran importancia, ya que suelen ser raciones más pequeñas y varias que se ajustan mejor a los gustos de los comensales.

#2 – Productos frescos y de temporada

Renovar la carta servirá como guiño hacia el público, ya que será sinónimo de que en tu restaurante se está al día y de que se trabaja con productos frescos y de temporada. Algo que sin duda será muy bien valorado y te ayudará a sumar puntos.

#3 – Elimina platos

Diseñar un menú de verano también te permitirá retirar platos de la carta, siendo el momento perfecto para acabar con esos platos que no funcionaron durante la temporada anterior ni terminaron de convencer a los clientes.

#4 – Innova

A los comensales les encanta probar nuevas cosas y descubrir nuevos sabores, más aun con el auge de los concursos televisivos de cocina en los últimos tiempos. Esto, lejos de ser un inconveniente, debe ser una ventaja, ya que al cambiar la carta podrás innovar y dar rienda suelta a tu imaginación, creando nuevos platos con nuevos productos que sean capaces sorprender y marcar la diferencia.

#5 – Marketing

Y por último, por marketing. Sí, y es que cambiar el menú e incorporar nuevos platos te ayudará a captar la atención del público, apostando por nuevas publicaciones en redes sociales, una carta renovada, un cartel diferente…

5 ideas de postres para endulzar tu carta de verano

Atención al renovar la carta este verano

Vistas las cinco razones por las que deberías valorar seriamente la posibilidad diseñar un menú de verano, también queremos destacar que no es recomendable que el cambio sea excesivamente drástico, ya que está comprobado que no resulta del todo eficaz.

Ten en cuenta que habrá clientes que acudan a tu restaurante por una serie de platos puntuales, y que si los retiras, podrían dejar de ir. Por ello es fundamental que los platos más vendidos, que sean el alma y reclamo de tu restaurante, no desaparezcan del menú de tu restaurante.

En definitiva, al cambiar el menú en verano es importante que exista un equilibrio entre los platos anteriores y los nuevos, manteniendo siempre la personalidad que caracteriza a tu restaurante.

Ya lo sabes, anticípate al verano y prepara un menú fresco y ligero. Tus clientes te lo agradecerán.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

2018-07-19T09:47:50+00:00 17/05/2018|Trucos y consejos|