Los diferentes tipos de servicio a mesa que harán destacar a tu restaurante

Una de las primeras cosas que hay que tener clara al abrir un restaurante es el tipo de servicio de mesa que se implantará, que será fundamental para el buen funcionamiento del restaurante, ofrecer un buen servicio a tus clientes y conseguir su satisfacción.

El servicio a mesa dependerá principalmente del tipo de restaurante, teniendo en cuenta las dimensiones, la distribución, el tipo de comida y también el tipo de cliente. Hay modelos que funcionan muy bien en un restaurante y que por el contrario en otros suponen un auténtico caos.

Conscientes de ello, a continuación te vamos a mostrar los diferentes tipos de servicio a la mesa más habituales, analizando las características, pros y contras de cada uno para que puedas escoger el más adecuado para tu restaurante. ¡Toma nota!

Te interesa:

¿Qué es un mercaurante y por qué está tan de moda?

¿Qué servicio de mesa elegir para tu restaurante?

Servicio Americano o de emplatado

El tipo de servicio a mesa más habitual es el servicio Americano o de emplatado, que consiste en servir los platos a los comensales ya preparados y emplatados, por lo que el camarero lo único que tendrá que hacer será coger el plato de la cocina y colocarlo en la mesa, siempre por el lado derecho del comensal.

Este tipo de servicio a la mesa es el que mejor funciona en la mayoría de restaurantes, permitiendo llevar a cabo un servicio rápido y eficaz ahorrando tiempo. Además, es el servicio al que más acostumbrados están los clientes.

Servicio Francés

Otro de los servicios a mesa más eficaces es el servicio Francés, que es muy práctico y atractivo para los clientes, aunque algo más lento que el Americano.

Consiste en que el camarero muestre una fuente con todos los platos del menú a los comensales, para que pueda verlos en directo y así realizar su elección de una manera más eficaz.

Además, será el propio comensal el que se servirá la comida, utilizando los utensilios proporcionados por el camarero, lo que ayuda a evitar el malgasto de comida, ya que el cliente podrá echarse la cantidad que realmente desee.

Servicio Inglés

Otro de los más populares es el servicio Inglés, con el que se presentan los alimentos en una fuente por el lado izquierdo del cliente y se le sirven con sus propios cubiertos, nunca con los del comensal.

La comida se sirve de manera individual, lo que hace que en mesas con muchos comensales sea necesaria la presencia de más de un camarero, siendo este su principal inconveniente, ya que aumentaría el gasto en personal.

Servicio Ruso

Seguimos con el servicio Ruso, que posiblemente sea el más elegante y formal. Y aunque cada vez lo vemos menos en los restaurantes, todavía son algunos los que apuestan por este tipo de servicio de mesa.

Se basa en preparar los alimentos al lado del cliente utilizando un carrito auxiliar, lo que aporta una mayor exclusividad y distinción, pero también requiere de una mayor inversión económica, tanto en personal como en equipamiento.

Te interesa:

Restaurantes sostenibles: Tips para que tu negocio de hostelería cuide el medio ambiente.

Servicio Buffet

Otro de los más destacados es el servicio Buffet, que es el tipo de servicio de mesa más sencillo, siendo el comensal el que tenga que acercarse a la barra para servirse la comida.

Aquí hay que diferenciar entre los servicios de buffet en los que la comida ya está cocinada, y los que el cliente escoge el plato y el cocinero lo prepara delante de él. Cada vez son más habituales los segundos, tanto para garantizar la máxima calidad de los platos como para ofrecer un servicio más exclusivo a los clientes.

Servicio Gueridón

Por último está el servicio Gueridón está destinado a hoteles y restaurantes más sibaritas, ya que se trata de un servicio mucho más exclusivo, en el que los camareros, que en este caso serán cocineros, prepararán y emplatarán la comida delante del cliente, utilizando un gueridón.

En este servicio de mesa los platos salen a medio acabar de la cocina y se terminan delante del cliente, para que pueda consumirlos recién hechos, de una manera mucho más distinguida.

Conclusión

Estos son los principales tipos de servicio a mesa que puedas implantar en tu restaurante. Nuestro consejo es optar por el servicio Americano o de emplatado, ya que es el más sencillo y eficaz, pero todo dependerá de tu modelo de restaurante, la comida que sirvas y los clientes que recibas.

2020-05-21T07:39:39+00:00 21/05/2020|Blog, Trucos y consejos|