Tres verduras novedosas para actualizar tu cocina

  • verduras novedosas

El verano es una de las mejores épocas del año para atreverse a añadir verduras y hortalizas en nuestros platos. Las altas temperaturas favorecen el gusto por los ingredientes verdes y con gran proporción de agua. Por eso hoy, os traemos cuatro verduras novedosas que llegan pisando fuerte a nuestras cocinas y con las que sorprender a vuestros comensales. Los dejaréis boquiabiertos. ¿Pasáis hasta la cocina?

El bimi, o el hermano ultranutritivo del brócoli

Del ingenio de los agricultores japoneses y la combinación de la col china y el brócoli nace el bimi. Esta hortaliza suma los beneficios de sus dos orígenes y se ha convertido en habitual en la cocina de Reino Unido y en la dieta de reconocidos gourmets a lo largo y ancho del planeta.

 

Entre sus características más importantes podemos destacar un sabor más dulce y suave que el del brécol, además de contar con un tallo tierno con una consistencia similar a la del espárrago. Esto permite incluir el bimi en recetas crudas o emplearlo como ingrediente en preparaciones que requieran cocción.

Brocolinni, Bimi

Fuente: Veggies Made Easy

A mayores, el bimi cuenta con las siguientes propiedades nutricionales que lo convierten en un ingrediente muy útil en la cocina mediterránea: Tiene más calcio, magnesio, hierro, manganeso cobre y zinc que el brócoli. Además contiene más glucosinolatos naturales y también contiene un ácido graso esencial Omega 3, el ácido a-linoléico.

 

De entre la familia del brócoli, también destacamos el brécol morado, también conocido como brócoli de Sicilia. En este caso, lo más impactante no es sólo su calidad nutricional, sino su aspecto, ya que su florete es de color púrpura. Este ejemplar de crucífera (ahora denominadas brasicáceas) hará las delicias de tus emplatados.

brócoli morado

Fuente: Recetín

Lechugas vivas, el huerto en tu casa

Entre las innovaciones que los chefs españoles nos han dado a conocer en los últimos años se cuentan las lechugas vivas. Martín Berasategui fue uno de los primeros cocineros de renombre en emplear lechugas de cultivo hidropónico en sus menús.

 

Lo que diferencia a estas lechugas es que podemos convertir nuestra cocina en nuestro propio huerto. Las lechugas vivas llegan a nuestras manos con la raíz intacta, por lo que si las conservamos en un recipiente con agua mantendrán todas sus propiedades durante mucho más tiempo.
Es importante, no obstante, recordar retirar las raíces antes de incluir esta variedad en nuestros platos, ya que no son comestibles.

Kalette, coles de Bruselas y col rizada como ingrediente de moda

En el mundo de las crucíferas, el cruce entre variedades no es ajeno a los cocineros actuales. Por ello, la Kalette está ganando momento en toda Europa. Esta combinación de col de Bruselas con col rizada (o col kale) mantiene las mejores características de ambas. Basada en las técnicas de cultivo tradicional, han dado el salto desde Reino Unido al norte de Europa y a Estados Unidos, país con gran pasión por la col kale, y reivindican su lugar en la alta cocina.

 

A pesar de ser tendencia, de trata de una verdura de invierno, por lo que los menús más aptos para incluirla son aquellos con ingredientes de otoño y final de año. Por sus propias características la Kalette, también conocida como Flower Sprout en Reino Unido, se puede cocinar de la misma manera que otras variedades de coles: al vapor, cocidas, asadas o crudas en ensalada.

Kalettes

Fuente: Kalettes

¿Has añadido alguno de estos ingredientes ya a tu menú? Nos encantaría conocer el resultado de tus recetas 😉

2018-07-02T07:41:37+00:00 14/07/2016|Tendencias|