Historia del tronco de Navidad: tradición pastelera francesa

Esta semana los chef de Con tu Cocina nos han dado carta verde a los reposteros de Chousa para hablaros de uno de nuestros temas favoritos, los dulces tradicionales. Como amantes de los pasteles y tartas que somos, nos ponemos festivos y hoy os traemos una tradición francesa que poco a poco ha calado también en España. ¿Estáis listos para conocer la historia del tronco de Navidad? Os prometemos que os chupareis los dedos 😉

Mini tronco de Navidad (Stéphanie Kilgast)

Mini tronco de Navidad (Stéphanie Kilgast)

 

Tradición ancestral

El solsticio de invierno se celebraba en Europa mucho antes de que se extendiese lo que hoy conocemos como Navidad. En estas fechas se veneraba de forma especial a la naturaleza, los habitantes del norte de Europa sabían que después del invierno el verde (la primavera) renacería y la esperaban con ilusión. Por eso, diferentes pueblos del continente, en el día más corto del año escogían un tronco robusto y hermoso, lo engalanaban y hacían arder en sus hogueras. Más tarde esta tradición se mantendría en la Europa cristiana y el momento se convertiría en la ocasión ideal para la reunión familiar, escuchar historias de los mayores y  degustar deliciosas recetas típicas de cada región. En Francia el Bûche de Noël, en Reino Unido el Yule Log y en Italia el Ceppo serían agarrados por cada extremo por el más mayor y el más pequeño de cada familia y arderían toda la noche de la víspera de Navidad.

Tronco de Navidad (Carmen López)

Tronco de Navidad (Carmen López)

Pastelería del SXIX

Francia es, incluso hoy, una de las zonas donde más extendida está la tradición del tronco de Navidad, sin embargo ya no se trata de una pieza de leña, sino de un delicioso postre de bizcocho genovés, mantequilla y cacao. ¿Cómo sucedió? La revolución industrial hizo desaparecer gran parte de las chimeneas del país, pasando a calentarse los franceses con estufas de carbón. En ellas no podían hacer arder el tronco navideño, por lo que el pastelero Pierra Lacam vió en 1898 su oportunidad de negocio. Su bizcocho enrollado, con gran profusión de detalles navideños, triunfó entre los parisinos y, más tarde, incluso entre las colonias francesas. Sin embargo, la primera receta en la que reconocemos el Bûche de Noël tal y cómo lo conocemos hoy es de 1905 y se le atribuye a Joseph Favre, quien la recogió en el Dictionnaire Universel de Cuisine Pratique. Hoy en día los rellenos son tan variados como los artesanos quieran proponerlos, al igual que los adornos que lo acompañan, pero los más habituales son el chocolate y la crema.

Tronco de Navidad Casa Chousa

Ese que véis justo arriba es un tronco de Navidad salido de nuestro obrador. Y vosotros, ¿habéis deleitado ya a vuestra familia con un Bûche de Noël? Estaríamos encantados de ver vuestras fotos 😉

2018-09-14T09:48:02+00:00 12/12/2014|Tendencias|