Postres fríos de verano para sorprender a tus comensales

  • postres frios

El verano ya está a la vuelta de la esquina. Ha llegado el momento de adaptar el menú de tu establecimiento a la nueva estación. Ya te hemos puesto al día en materia de carnes, pescados, frutas y verduras de temporada, por lo que ahora les toca a las estrellas de todo menú que se precie: los postres. ¿Aún no sabes qué postres fríos servir en verano? Te traemos dos recetas dispuestas a triunfar en tu local. ¡Pasa hasta la cocina!

A la rica mousse helada de… frutas del bosque

Los frutos rojos o frutas del bosque son un éxito garantizado en cualquier época del año. ¿Por qué no aprovechas todo su potencial con una deliciosa mousse fría y fácil de preparar? Puedes elegir si hacerlo en diversos vasos separados o directamente hacer una magnífica tarta e incluirla en tu menú del día.

Tan solo necesitarás:

  • 300 g de frutos del bosque
  • 250 g de azúcar glas
  • 400 g de nata
  • 3 claras de huevo

Prepararlo es muy sencillo. En primer lugar, ocúpate de los diferentes ingredientes por separado: tritura bien los frutos rojos, mezcla las claras de huevo con azúcar hasta conseguir un delicioso merengue y monta la nata. A continuación, mezcla bien los cuatro ingredientes con la ayuda de una batidora de varillas. Vierte la mezcla en el molde que desees y congela la mousse durante unas 5 horas. Por último, adórnalo a tu gusto con, por ejemplo, frambuesas naturales y nata… ¡y ya está!

Los postres fríos que nunca pasan de moda: el Banana Split

He aquí un postre capaz de sorprender tanto a grandes como pequeños: el clásico Banana Split. Este postre lleva entre nosotros varias décadas y ha pasado por diferentes versiones del mismo. Hoy en día, cuando nuestros clientes son muy conscientes de la necesidad de una dieta equilibrada, aún podemos sorprenderlos con un Banana Split apto para todos los paladares y con una gran proporción de fruta entre sus ingredientes.

Para llevarlo a cabo sólo necesitas tener a mano los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de yogur griego o queso batido
  • 1 plátano
  • ¼ de taza de fresas cortadas a la Brunoise
  • ¼ de taza de piña cortada a la Brunoise
  • Un par de cucharadas de granola

Para la decoración (opcional) podemos optar por todas las variantes que queramos: cerezas, chispas de chocolate, trocitos de fresa…

 

Hacerlo es tan fácil como cortar todas las piezas de fruta en pequeños dados y reservarlas. En el vaso en que sirvamos el postre, empezaremos por una capa de yogur, añadiremos las frutas y la granola y coronaremos con una segunda capa de yogur.

 

Si lo deseamos, este es el momento de añadir la decoración. Las cerezas estarán de temporada, así que serán el broche perfecto para un postre fresco y equilibrado de verano.

 

Ambas preparaciones se prestan, además, a innovaciones tanto en la forma como en el fondo. La mousse puede ser verdaderamente cremosa si la sirves con un sifón, el plátano puede jugar al despiste si lo camuflas correctamente entre los otros ingredientes del Banana Split…. Las posibilidades son tantas como tu imaginación te permita 😉

 

Y tú, ¿qué otros postres eliges para sorprender a tus clientes en verano? ¡Compártelos con nosotros!

 

Si esta entrada te ha parecido útil, no puedes perderte estas otras:

2018-06-28T11:06:29+00:00 02/06/2016|Recetas|