Cómo cocinar un codillo de cerdo al horno para que quede jugoso y de rechupete

El cerdo es un animal que nos ofrece múltiples posibilidades en la cocina, y es que de él se puede aprovechar todo: la careta, la papada, las pezuñas, el codo…

Hoy en The Cooksters hemos querido brindar un homenaje a este animal, que es un referente de la gastronomía de nuestro país, realizando un post en el que os vamos a enseñar cómo cocinar un codillo de cerdo al horno para que quede jugoso y en su punto.

Una deliciosa receta originaria de la gastronomía alemana, que deberías valorar seriamente la posibilidad de introducirla en tu restaurante, ya que si consigues elaborarla correctamente, será un reclamo entre tus clientes.

Te interesa:

Receta de falso risotto de mijo con crema de bogavante Koama

Y aunque es una receta que no resulta complicada de elaborar, sí que requiere de mucho tiempo para conseguir que salga perfecta, y no quede poco o demasiado hecha.

Porque del tiempo que permanezca en el horno, dependerá el resultado final de la receta, ya que el codillo es una parte del cerdo con un sabor muy peculiar y con bastante cantidad de grasa, por lo que es fundamental cocinarla correctamente para conseguir que quede exquisita.

Te interesa:

Las 6 recetas con pulpo que dejarán el mejor sabor de boca a tus comensales

De modo que si nunca habías probado a elaborar esta receta, o si tras realizarla, no conseguiste que la carne quedara en su punto, te recomendamos que prestes atención, ya que a continuación te vamos a dar las claves para cocinar una ración para dos personas de codillo de cerdo al horno con patatas de rechupete. ¡Comenzamos!

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 800 gramos de codillo de cerdo, a poder ser, ibérico.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cebolla.
  • ¼ rama de apio.
  • 4 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • 1 copa de vino blanco.
  • ½ litro de caldo de pollo.
  • 10 patatas pequeñas sin pelar.
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 ramas de perejil.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Una vez hayas comprado todos los ingredientes necesarios y los tengas preparados, vamos a comenzar con la elaboración.

Para esta receta combinaremos dos técnicas, ya que primero guisaremos el codillo en una olla para conseguir que la carne quede tierna, finalizándolo en el horno para que quede dorado, jugoso y, en definitiva, delicioso.

Elaboración del codillo al horno

Primer paso

Lo primero que deberás hacer, será introducir el codillo en una olla con aceite de oliva, retirándolo una vez esté dorado por ambas partes.

Lo siguiente será cortar en trozos grandes media cebolla,  la zanahoria y el apio para rehogarlos. Pasados unos cinco minutos aproximadamente, introduce de nuevo en la olla el codillo, agregando las hojas de laurel, el vino blanco y el medio litro de caldo de pollo.

Deja que todo se cocine a fuego lento con la tapa cerrada, durante unas dos horas aproximadamente. Si utilizas una olla a presión, bastaría con treinta minutos.

Ve controlando para comprobar que todo se está cocinando correctamente, y agrega una ligera cantidad de sal y pimienta, al cumplirse una hora de cocinado.

Segundo paso

El segundo paso consistirá en cortar las patatas, también a tu gusto, aunque nosotros te recomendamos hacerlo en rodajas grandes. Después, deberás hervir las patatas durante unos 10 minutos. Es importante que el agua comience fría y tenga sal.

Coge la otra media cebolla y córtala en rodajas cuanto más finas, mejor. Aplasta los ajos con la mano o apoyándote de un mortero, sin retirarles la piel.

Cuando ya lo tengas todo, rocía con una fina capa de aceite la bandeja de horno que vayas a utilizar (a poder ser de cristal), y añádele sal a tu gusto. Coloca encima del aceite la cebolla, después las patatas y, por último, los cuatro dientes de ajo.

Sazona con pimienta negra y con el perejil.

Tercer paso

Retira la olla con el codillo del fuego, y precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos.

Vierte el caldo de la olla con cuidado en la bandeja, tratando de bañar todas las patatas para que queden bien jugosas, dejando fuera las verduras, pudiendo aprovecharlas para realizar otras recetas. Después, coloca el codillo encima de las patatas e introduce la bandeja en el horno.

Sube la temperatura al máximo, y deja que se hornee durante 60 minutos aproximadamente. Deberás ir controlando el horneado para que no se pase. A mitad, dale la vuelta al codillo para que quede dorado por ambos lados, y si notas que el caldo se ha evaporado en exceso, añade un poco más.

Cuarto paso

El cuarto y definitivo paso será retirar el codillo del horno y servirlo. Una vez fuera, deja reposar el codillo durante unos cinco minutos antes de llevarlo a la mesa, ya que estará muy caliente.

Si todo ha salido bien, el codillo habrá quedado perfecto, cocinado en su punto y con una jugosidad que hará agua la boca de incluso los más sibaritas. Las patatas deberían estar perfectamente doradas, y con ese toque que le habrán aportado el perejil y la pimienta.

Una receta deliciosa, ideal tanto para degustar en el día a día, como para aquellas ocasiones en las que recibes comensales que están buscando un plato algo más elaborado y especial. El éxito estará asegurado.

Codillo de cerdo by Koama. ¡Espectacular!

Si te encanta el codillo de cerdo al horno, pero no dispones de tiempo suficiente para elaborarlo, en The Cooksters ponemos a tu disposición nuestro delicioso codillo de cerdo Koama.

Cocinado al vacío para que mantenga todas sus propiedades y su inconfundible sabor, lo recibes en tu restaurante congelado, teniendo únicamente que descongelarlo e introducirlo en el horno, ahorrándote todo el tiempo de preparación.

Tus clientes quedarán impresionados, ya que el resultado será espectacular, pareciendo que lo acabes de realizar tú mismo en la cocina de tu restaurante. Se convertirá en uno de los platos estrella de tu restaurante.

2018-09-27T12:00:28+00:00 27/09/2018|Recetas|