La importancia de la diversidad en el menú de nuestro restaurante

Si tienes un restaurante, ya sabrás que cada comensal es un mundo y tiene unos gustos muy diferentes a otro, lo que hace que sea fundamental contar con una gran diversidad en el menú de nuestro restaurante, que nos permita adaptarnos al paladar de cada cliente, ofreciéndole un plato que sea capaz de deleitarle.

Porque si tienes una reducida variedad de platos, los comensales estarán obligados a limitarse a unas pocas opciones que, si no encajan con sus gustos, no serán capaces de satisfacerles. Al contrario, si cuentas con una gran diversidad de platos, tendrán un mayor abanico de posibilidades entre las que elegir y, por tanto, más elevadas serán tus opciones de triunfar.

Con esto no nos referimos a que confecciones un menú repleto de platos sin ningún sentido, sino a que dispongas de aquellos platos que más gustan a la gente, que te permitirán cubrir las necesidades de cada comensal, poniendo a su disposición diferentes opciones para disfrutar de una agradable comida o cena.

Te interesa:

Así son los diferentes tipos de clientes que entran en tu restaurante, y así debes ganártelos.

Eso sí, debes asegurarte de que cada plato disponible en el menú de tu restaurante sea de calidad, ya que de lo contrario más vale no introducirlo.

Aperitivos

Los aperitivos desempeñan un papel indispensable en cualquier restaurante de nuestro país, ya que son la mejor forma de abrir el apetito, y por ello debes asegurarte de contar con una amplia variedad de aperitivos para todos los gustos.

Además, en España existe una gran cultura gastronómica en cuanto a las tapas se refiere, y cada vez son más los comensales que apuestan por disfrutar de comidas a base de entrantes al centro, para así poder degustar un mayor número de elaboraciones.

Lo ideal es contar con aperitivos fríos y calientes, ya que de esta forma te resultará más sencillo adaptarte a los gustos y necesidades de cada comensal, en cada momento, permitiéndoles crear combinaciones mucho más completas.

Las posibilidades entre las que elegir son muchas, aunque hay ciertos aperitivos que no deberían faltar en el menú de tu restaurante: croquetas, ensaladilla rusa, aceitunas, patatas bravas, pulpo, ensaladas, brochetas, surtido de ibéricos…

Platos principales

En cuanto a los platos principales, las opciones disponibles se disparan, aunque la carne y el pescado serán los protagonistas, ya que son los platos más demandados por todo tipo de clientes.

Por lo general el pescado acostumbra a pasar algo más desapercibido, y quizá te valdría con poner entre tres o cuatro opciones para elegir a tus comensales. Por nuestra experiencia en el mundo de la hostelería, pescados como el lenguado, el salmón, la lubina o el atún son los más populares y por tanto, los que no deberían faltar en tu restaurante si quieres ofrecer a tus clientes diferentes posibilidades.

Te interesa:

Definir correctamente tus productos en la carta de tu restaurante puede ayudarte a ahorrar mucho dinero.

En cuanto a la carne, la variedad debe ser mucho mayor, ya que sin duda los platos de carne serán los más demandados en tu restaurante. Eso sí, te recomendamos que te especialices en un tipo de carne en concreto, ya sean hamburguesas o mini hamburguesas, terrinas, rulos de carne… Tú eres el que conoce a los clientes de tu restaurante y por tanto, cuáles son sus gustos y qué tipos de carne son los que más solicitan.

Platos de otras culturas

Desde aquí también te recomendamos incorporar al menú de tu restaurante platos de otras culturas, aunque tampoco conviene excederse, ya que de lo contrario tu restaurante podría transmitir una imagen equivocada.

Las cocinas extranjeras ofrecen la oportunidad de experimentar nuevos sabores, como ocurre con el caso de las gyozas, que son unas deliciosas empanadillas japonesas desconocidas para el gran público, que te ofrecerán la oportunidad de sorprender gratamente a tus clientes. Serán perfectas para poner la guinda a tu selección de aperitivos.

Además, también hay que destacar otros platos como las pizzas o la pasta, que aunque son originarios de la cocina italiana, son conocidos internacionalmente y muy consumidos en nuestro país.

Opciones para vegetarianos

También deberías ofrecer en tu restaurante opciones culinarias para vegetarianos, puesto que cada vez es mayor el número de consumidores que optan por llevar una dieta totalmente libre de carne o pescado.

Las ensaladas son una muy buena opción para los clientes vegetarianos, pero no deberías quedarte ahí, ya que si todos los restaurantes opinan lo mismo, únicamente podrían alimentarse a base de ensaladas.

Te interesa:

Enséñame la carta de vinos y te diré qué prestigio tiene tu restaurante.

La cocina vegetariana ha evolucionado mucho en los últimos años, y a día de hoy dispones incluso de hamburguesas veganas elaboradas a base de verduras, que están realmente deliciosas y permiten disfrutar de una rica comida, sin consumir nada de carne.

Carta de postres

Y por último están los postres, que se encargarán de poner la guinda a una deliciosa cena o comida, por lo que deberás contar con diferentes opciones para elegir.

Los postres dulces son la estrella en cualquier restaurante, como las tartas, los bizcochos o los pasteles, pero no hay que olvidarse de otras opciones como la fruta de temporada, muy demandada especialmente durante la temporada de verano.

Conclusión

Como ves, la diversidad en el menú de un restaurante es clave, ya que cuanto mayor sea la variedad de platos disponible, más opciones tendrás de deleitar a más comensales con gustos y paladares diferentes.

2019-07-18T11:10:52+00:00 18/07/2019|Blog, Trucos y consejos|