Errores más comunes al trabajar con vegetales en la cocina

Los vegetales desempeñan un papel protagonista en la cocina de todo restaurante, especialmente durante los últimos años, cuando la comida vegana y vegetariana está viviendo su mayor auge, provocando incluso la llegada de restaurantes 100% vegetales.

Trabajar con vegetales en los restaurantes es cada vez más habitual, y es que son muchos los cocineros que no dudan en apostar por estos ingredientes y explorar las múltiples posibilidades que ofrecen, para tratar de incorporarlos a sus platos y crear combinaciones realmente innovadoras.

Los vegetales son alimentos muy saludables, que aportan mucho color y frescura a un plato, pero lo cierto es que tratar los vegetales correctamente es mucho más complicado de lo que parece, lo que lleva a muchos cocineros a cometer errores al trabajar con ellos.

Por ello desde The Cooksters hemos querido repasar los errores más comunes al trabajar con vegetales en la cocina, para que puedas conocerlos y evites cometerlos. De modo que si estás pensando en dar un toque verde a tu restaurante, toma nota porque lo que te vamos a contar a continuación te interesa.

Te interesa:

La importancia de la diversidad en el menú de nuestro restaurante.

Errores que no puedes cometer al trabajar con vegetales

Cocción excesiva

En muchas ocasiones debemos cocer los vegetales, pero hay que tener en cuenta que no todos los vegetales precisan del mismo nivel de cocción. Hay vegetales más ligeros que otros que no pueden cocinarse durante mucho tiempo, ya que de lo contrario perderían su sabor, sus propiedades beneficiosas e incluso podrían obtener una apariencia poco agradable.

Por ello a la hora de cocinar vegetales, debes tener en cuenta tanto el tamaño como el grosor de cada uno de ellos, para así darles el toque perfecto de cocción.

Cuidado con los cortes

También es habitual cometer errores al cortar los vegetales, y esto se debe a la gran variedad de diferentes tipos de cortes que existe.

Nuestra recomendación para no cometer errores es no realizar cortes extremadamente pequeños o finos, ya que de lo contrario estaríamos restándole valor al ingrediente.

El más adecuado es el corte tipo juliana, o cortar los vegetales en tiras de un grosor medio. En cualquier caso, como hemos comentado anteriormente, esto dependerá del tipo de vegetal, ya que cuanto más dura sea su consistencia, más pequeños podrán ser los cortes.

Además, el cuchillo que utilices debe ser pesado y de hoja ancha, ya que será el que te permitirá cortar las verduras más duras con mayor facilidad, consiguiendo cortes uniformes. Asimismo, la tabla que utilices debe ser de madera o plástico, ya que otros materiales como el vidrio o el bambú son demasiado duros, y podrían estropear el cuchillo.

Combinación de sabores

Es cierto que gran parte del éxito de un plato de vegetales está en la combinación de sabores, pero también es cierto que si no acertamos con la combinación podríamos echar al traste el plato.

A la hora de combinar vegetales debes hacerlo siempre con moderación, buscando siempre el equilibrio perfecto entre los vegetales dulces y amargos.

No lavarlos

Ten en cuenta que los vegetales pueden estar contaminados por patógenos perjudiciales para la salud, por lo que el principal error que no debes cometer al trabajar con vegetales es no lavarlos.

Y con lavarlos no nos referimos a ponerlos bajo del agua durante unos segundos, sino a partirlos o pelarlos, introducirlos en un recipiente y ponerlas bajo agua caliente durante un mínimo de dos minutos. De hecho, cuando estén especialmente sucios, lo ideal sería aplicar productos antibacteriales naturales como bicarbonato de soda, vinagre o limón.

No utilizar aceite

Aunque uno de los objetivos de trabajar con vegetales sea preparar platos saludables y libres de grasas, si vas a cocinar los vegetales a la plancha debes utilizar aceite de oliva, sí o sí. De lo contrario, te aseguramos que los vegetales saldrán secos, duros e insípidos, corriendo el riesgo de echarlos a perder.

También es importante cocinar los vegetales a la temperatura adecuada, ya que el punto ideal para las verduras es entre 204 y 218 grados, tanto si se trata de plancha como de horno.

Conclusión

En definitiva, apostar por trabajar con vegetales en tu restaurante es una muy buena opción, ya que podrás elaborar platos sabrosos, frescos y muy saludables con los que atraerás a múltiples clientes. Pero ya lo sabes, evita cometer errores que podrían poner en riesgo el resultado final de tu plato.

2019-07-31T11:48:06+00:00 08/08/2019|Blog, Trucos y consejos|