El equipo básico que necesitas para abrir un restaurante. ¡Marca la diferencia con un personal de primera!

Cuando vamos a abrir un nuevo restaurante, es importante no dejarse llevar por la ilusión y la emoción, asegurándonos de que disponemos de todo lo necesario para poder abrir sus puertas, con la garantía de ofrecer un buen servicio a los clientes.

Son muchos los restaurantes que han abierto sus puertas sin estar preparados, viéndose obligados a tener que cerrarlas antes de tiempo.

Más allá de contar con un plan de negocio y tener clara la oferta gastronómica, necesitas un equipo básico para abrir tu restaurante con garantías, que te permita conseguir la satisfacción de tus clientes.

Contar con un equipo humano de calidad es clave, ya que de la actuación que el personal tenga con los clientes dependerá enormemente el éxito de tu restaurante. Por ello, nuestro consejo es que no abras hasta que no tengas confeccionada tu plantilla.

Y como sabemos que confeccionar la plantilla puede ser complicado, especialmente si es tu primera experiencia en el mundo de la restauración, a continuación te vamos a mostrar el equipo básico que necesitas para abrir un restaurante si quieres ofrecer el mejor servicio desde el primer día.

Te interesa:

Consejos para tomar una comanda en tu restaurante con éxito.

¿Vas a abrir un restaurante? Este es el equipo básico que necesitas

Gerente o encargado

Lo más importante es contar con una persona que actúe como gerente o encargado, siendo la persona visible en el restaurante, que se encargará de gestionar y dirigir el negocio.

Esta función en muchos casos la desempeña el propio dueño del local. De lo contrario, es importante que el gerente sea una persona responsable, con capacidad de organización, comunicativa, simpática y que cuente con experiencia en el sector de la hostelería.

Piensa que esta persona se encargará de gestionar algunos de los aspectos más importantes del restaurante, por lo que debe estar perfectamente preparada para ello.

Y en función del tamaño o la dimensión del restaurante, podría ser recomendable contar con dos gerentes o encargados, para así asegurarte de que siempre habrá una persona que pueda desempeñar esta función.

Camareros

Poco hace falta decir de la importancia que tienen los camareros en un restaurante, siendo indispensables para el buen funcionamiento, ya que se encargan de tomar nota y atender a los comensales.

Aunque variará en función de cada restaurante, necesitarás contar con la suficiente cantidad de camareros para garantizar un buen servicio, mantener la organización y el orden, y conseguir una buena comunicación con la cocina.

El equipo podrá variar, ya que por lo general durante los fines de semana se precisa de una mayor cantidad de camareros.

La buena organización de los camareros es fundamental, para así mantener el orden y asegurarte de que todos los comensales recibirán un buen servicio y estarán bien atendidos. Lo ideal sería que cada camarero se encargase de ciertas mesas, para así evitar confusiones.

Asimismo, es importante que dispongas tanto de camareros de mesa, que se encarguen de tomar nota y servir las comandas, y de camareros de barra, que se encarguen específicamente de la gestión de la barra.

Te interesa:

La importancia de la diversidad en el menú de nuestro restaurante.

Cocineros

Si los camareros son importantes, qué decir de los cocineros, que son los que se encargarán de cocinar los platos de tu restaurante que después degustarán los comensales.

Es importante que cuentes con cocineros profesionales y con experiencia, así como que el equipo de cocina esté compuesto por los cocineros necesarios para garantizar un buen servicio, y que todos los platos salgan a tiempo.

Contar con un jefe de cocina será fundamental, que se encargue de supervisar al resto de cocineros y tomar decisiones para que todo funcione, además de ayudar en todo lo que pueda.

Asimismo también son muy importantes los jefes de turno o sección, que serán los cocineros responsables de cada turno, cuando el jefe de cocina no esté presente.

Equipo de limpieza

Aunque en muchos casos son los camareros o los propios cocineros los que se encargan de limpiar el local, esto no es lo más recomendable.

Lo mejor es contar con un equipo de limpieza profesional, que sea capaz de garantizar que tu restaurante estará limpio en todo momento. Es fundamental que cada día antes de abrir las puertas del restaurante esté limpio y perfectamente recogido, por lo que hay que controlar la limpieza de manera intensa, siendo mucho más fácil cuando dispones de un equipo especializado.

Conclusión

Este es el equipo básico que necesitas para abrir un restaurante, y con el que estarás perfectamente preparado para poder ofrecer un buen servicio a tus clientes y conseguir que queden satisfechos. Hasta que no lo tengas, te recomendamos que no abras.

2019-12-04T08:09:52+00:00 05/12/2019|Blog, Trucos y consejos|