Consejos para tomar una comanda en tu restaurante con éxito

Gran parte del éxito de un restaurante depende de cómo se tomen las comandas de los clientes, ya que una buena comanda hará que no se produzca ningún error al servir una mesa, garantizando que los comensales reciban un servicio de calidad y salgan plenamente satisfechos.

Tomar una comanda consiste en apuntar los platos y bebidas que van a tomar los comensales de una mesa en cuestión, por lo que cualquier error podría estropear la experiencia de los clientes.

Cada restaurante tiene sus propios métodos para tomar una comanda, unos más eficaces que otros. Lo ideal es contar con un sistema que se ajuste a las necesidades del restaurante en cuestión, y que permita a los camareros tomar nota de cada mesa de la manera más cómoda, sencilla y segura posible.

Mientras que antiguamente el sistema más habitual para tomar notas era la clásica libreta de papel y boli, ahora con el paso del tiempo han aparecido sistemas más avanzados y eficaces, que están conectados directamente con la cocina, que permiten agilizar el trabajo de los camareros, mejorar la gestión y organización, además de ofrecer un mejor servicio a los clientes. Ahora incluso se pueden tomar las comandas desde el móvil en tu restaurante.

Dada su importancia, hoy en The Cooksters os vamos a dar una serie de consejos para tomar una comanda en tu restaurante con éxito y que este proceso no os penalice en absoluto.

Te interesa:

Descubre las ventajas de envasar al vacío los alimentos de la cocina de tu restaurante.

Trucos para tomar una comanda en tu restaurante

Antes de tomar la comanda a los comensales, debes asegurarte de que tu restaurante está perfectamente preparado para recibir a los clientes y ofrecerles el mejor servicio posible.

Por ello asegúrate de que todo esté en orden para que el cliente pueda sentirse a gusto. Una vez esté sentado y perfectamente acomodado en su mesa, será el momento de tomarle nota.

¿Qué información debe aparecer en la comanda?

Independientemente de que se trate de bebidas o comida, todas las comandas deben contener una información indispensable:

  • Número de mesa.
  • Número de comensales.
  • Nombre del camarero, para así localizar al responsable en caso de que hubiera cualquier duda o problema.

¿A quién atender antes?

Al tomar una comanda existe una regla no escrita que marca que primero hay que atender a las personas de mayor edad, básicamente por una cuestión de protocolo y educación.

En caso de que exista un anfitrión claro, este deberá ser el último en atender.

Comenzamos a tomar la comanda

Una vez sentados los comensales, les entregamos la carta del restaurante y solicitamos la bebida de cada uno, para que así puedan tenerla lo antes posible y se sientan bien atendidos desde el primer momento.

Servida la bebida, habrá que tomar nota de los entrantes y, si ya lo tienen claro, también de los platos principales. De esta forma, podremos agilizar todo el proceso para que puedan disfrutar de la comida sin parones.

Para evitar confusiones, te recomendamos numerar a la derecha de cada plato el número de comensal. De esta forma te asegurarás de servirle el plato correctamente a la persona que lo haya solicitado.

También es importante que anotes cualquier detalle especial como el punto de la carne, el deseo del comensal de quitar o añadir algún ingrediente, etc.

Únicamente cuando hayan finalizado los platos principales podremos tomar nota de los postres y cafés.

Educación en todo momento

Al tomar una comanda es fundamental ser educado en todo momento y tratar de ser simpático con los comensales, pero sin llegar a caer en el exceso, ya que de lo contrario podríamos resultar algo incómodos.

Hay que darles la bienvenida siempre con una sonrisa y educación, y una vez hayan pagado la cuenta, despedirles correctamente y darles las gracias por su visita. Asimismo, después de servirles cada plato hay que desearles buen provecho.

También es importante estar atento y tratar de anticiparte a posibles necesidades que puedan tener. Si por ejemplo ves que a un comensal se le ha acabado la bebida, acércate y pregúntale si desea una nueva.

La importancia de conocerse la carta

El camarero encargado de tomar la comanda debe conocer la carta del restaurante al detalle, ya que esta es la única forma de poder solventar cualquier posible duda de los comensales, así como asesorarles en caso de que soliciten nuestro consejo.

De esta forma se podrá dar un servicio mucho más profesional y personalizado, que sin duda será muy agradecido para los clientes.

Conclusión

Como ves, tomar una comanda con éxito es clave para que los clientes disfruten de una buena comida y salgan satisfechos de tu restaurante. Apunta los trucos y consejos que acabamos de compartir, y aplícalos cada vez que vayas a tomar nota a cada uno de tus comensales.

2019-11-14T07:41:17+00:00 14/11/2019|Blog, Trucos y consejos|