¿Cómo realizar la desinfección de la cocina y de los alimentos para prevenir el contagio por coronavirus?

Con el confinamiento de todos los españoles a causa del coronavirus, la vida de las familias se concentra dentro del hogar, lo que hace que la limpieza y la desinfección de la vivienda sea fundamental para prevenir posibles contagios, especialmente entre las familias más numerosas.

Durante la etapa de confinamiento pasamos todo el día en casa, acumulando suciedad y un mayor número de gérmenes y bacterias de lo habitual, y por tanto debemos llevar a cabo una rutina de limpieza más severa, tanto para sentirnos mejor y mantener el orden, como para prevenir el virus.

Y dentro del hogar, una de las zonas de la vivienda en la que más debemos extremar las precauciones es en la cocina, ya que hemos pasado a utilizarla todos los miembros de la familia, durante al menos tres veces al día, y por tanto, precisa de una limpieza en profundidad para desinfectar y eliminar las bacterias acumuladas.

Junto al baño, la cocina es el mayor foco de infección del hogar, y por tanto aquí la limpieza debe ser exhaustiva, llevando a cabo la desinfección diariamente de todos los elementos de la cocina: encimera, mobiliario, electrodomésticos, utensilios, textiles y también los alimentos que consumimos.

Te interesa:

Coronavirus: Cómo adecuar tu restaurante para que esté listo tras la cuarentena sin riesgo a transmitir el COVID-19.

Pautas para desinfectar la cocina durante el confinamiento y combatir el coronavirus

Durante el confinamiento, hay que desinfectar la cocina antes y después de cada comida, limpiando todos los utensilios que hemos utilizado exhaustivamente, así como los alimentos, para eliminar las bacterias acumuladas y evitar contagios.

Pero no hay que confundir la limpieza con la desinfección, ya que una cocina limpia no significa que esté desinfectada, ya que es posible que durante la limpieza hayamos trasladado los microbios a otro lugar, y por tanto debemos asegurarnos de destruirlos.

La limpieza de la cocina la podemos llevar a cabo con agua y jabón, eliminando la suciedad superficial y algunos gérmenes. Pero para la desinfección debemos usar productos más agresivos como la lejía, que es el más efectivo para desinfectar esta zona, y además al descomponerse en agua y sal, no deja ningún residuo tóxico sobre la superficie limpiada.

¿Cada cuánto debemos desinfectar la cocina durante el confinamiento?

Antes del coronavirus bastaba con limpiar la cocina superficialmente una vez al día, y otra vez a la semana en profundidad, pero esto ahora ha cambiado, y es necesario desinfectar la cocina como mínimo tres veces al día, con el desayuno, la comida y la cena.

Asimismo, si los diferentes miembros de la familia desayunan, comen o cenan por separado, cada uno deberá repetir este proceso sin excepciones, por muy fácil que sea la elaboración que vamos a preparar.

Del mismo modo, es fundamental limpiar la superficie en la que comemos antes y después, especialmente aquellas que estén hechas de acero inoxidable o el plástico, que tal y como ha afirmado la Organización Mundial de la Salud son las más peligrosas, pudiendo albergar el virus sobre ellas hasta 72 horas.

Y por supuesto, no hace falta decir que también es indispensable lavarse las manos con abundante agua y jabón antes y después de cocinar, y también de comer.

Para la limpieza de la cocina (encimera, utensilios y superficie sobre la que comemos) puede bastar con agua y jabón, pero sin duda lo más eficaz para una completa desinfección es la lejía y el amoniaco, así como un desinfectante a base de alcohol.

Durante la desinfección hay que utilizar guantes desechables que podamos tirar una vez hayamos finalizado la limpieza, a poder ser, que estén hechos de nitrilo.

Es importante destacar que no basta con una limpieza superficial con poco producto, sino que debemos profundizar, aplicar grandes cantidades de producto y frotar con insistencia. Tras hacer esto, hay que dejar actuar el producto sobre la superficie durante cinco minutos antes de secar, ya que de lo contrario es posible que todavía permaneciese algún tipo de germen o bacteria.

Y en cuanto a la limpieza de los utensilios de cocina, podemos llevarla a cabo con el lavavajillas, seleccionando un programa de desinfección. Es importante asegurarse que el lavavajillas cuente con dicho programa y que el agua pueda alcanzar los 70 grados centígrados, ya que de lo contrario será más recomendable lavarlos a manos para evitar riesgos.

No debemos olvidarnos de desinfectar el fregadero, que es otro de los puntos críticos de la cocina, y por ello debemos desinfectarlo como mínimo una vez al día.

El vinagre blanco es lo más eficaz para la desinfección del fregadero, empapando un estropajo y frotando con insistencia. Para la limpieza de las zonas más complicadas e inaccesibles puedes utilizar un cepillo de dientes.

Te interesa:

3 recetas fáciles y rápidas para cocinar en tu restaurante cuando finalice la cuarentena.

Cómo desinfectar los alimentos durante el coronavirus

Además de la cocina, durante el coronavirus debemos extremar la desinfección de los alimentos antes de cocinarlos, ya que desconocemos de dónde proceden y dónde han estado, por lo que toda precaución es poca.

Para desinfectar los alimentos debemos ponerlos a remojo con agua y sal, durante al menos cinco minutos antes de utilizarlos. Aquí también es importante asegurarnos de que los recipientes que vayamos a utilizar estén limpios y libres de cualquier germen o sustancia peligrosa.

Aquí queremos hacer un especial hincapié en los trapos de cocina, bayetas y estropajos, que deben desinfectarse del mismo modo que los alimentos.

En el caso de los trapos de cocina, para evitar riesgos, lo más recomendable es sustituir los convencionales trapos de cocina por papel o toallitas húmedas, que podemos desecharlas después de su uso y así garantizar que no existirá riesgo de infección.

Hay que extremar la precaución con los estropajos y bayetas, que acumulan una gran cantidad de gérmenes y bacterias. Lo más eficaz para desinfectarlos es ponerlos a remojo con una mezcla de agua caliente, vinagre y sal, durante varias horas. Después, hay que enjuagarlos y escurrirlos bien.

La importancia de desinfectar la cocina de tu restaurante para garantizar la máxima seguridad a tu clientes

Durante el confinamiento, dado que estamos en casa las 24 horas del día, hay que extremar la limpieza de la cocina de nuestros hogares, pero una vez finalice el confinamiento y todo vuelva a la normalidad, será necesario desinfectar la cocina de nuestro restaurante en profundidad, por mucho que antes de echar al cierre la limpiásemos y lo dejásemos todo a punto.

Desinfectar la cocina del restaurante es fundamental para garantizar la máxima seguridad a nuestros clientes y evitar la propagación del virus, ya que si no la limpiamos y desinfectamos en profundidad corremos el riesgo de que podamos contagiarnos tanto nosotros mismos, como a cualquier cliente.

Para desinfectar la cocina de un restaurante hay que seguir todas las indicaciones que para la cocina del hogar, tomando todas las precauciones necesarias y utilizando productos como la lejía que puedan asegurarnos que todos los gérmenes y microbios han desaparecido.

Y cuando se trata de la cocina de un restaurante hay que prestar especial atención a la desinfección del cubo de basura, limpiándolos a fondo con desinfectante y sacándolos al exterior para que se aireen. Finalizada la limpieza, hay que aclararlos con agua y dejar que se sequen al aire antes de volver a utilizarlos de nuevo.

2020-04-01T18:10:04+00:00 02/04/2020|Blog, Trucos y consejos|