Cómo preparar la mesa para un banquete y dejar a todos con la boca abierta

Poner la mesa es algo que todos tenemos claro y que hacemos casi cada día, pero la cosa se complica cuando se trata de preparar la mesa para un banquete, ya que obviamente debemos mostrar una imagen más cuidada y especial, que no siempre sabemos cómo conseguirla.

Conscientes de ello, desde The Cooksters te vamos a contar cómo preparar la mesa para un banquete de la manera más especial y cuidada, que te permita dejar a todos los asistentes al banquete con la boca abierta, pudiendo disfrutar al máximo del evento.

¿Qué tipo de evento se va a celebrar?

Lo primero para preparar la mesa para un banquete, es tener en cuenta el tipo de evento que se va a celebrar, así como la imagen que queremos transmitir. En función de ello, podremos comenzar a pensar en unas ideas u otras, así como en los principales detalles que girarán en torno a la mesa: mantel, sillas, cubertería, vajilla, servilletas, elementos de decoración, etc.

Los aspectos que más inciden al preparar mesas para banquetes, son el formato de la mesa (redonda, cuadrada o rectangular) y el número de comensales que habrá en cada mesa.

Te interesa:

Tendencias gastronómicas en el montaje de la mesa.

Elementos que componen la mesa de un banquete

Mesa del banquete

Lo primero será escoger la mesa adecuada para montar el banquete, que en función del número de invitados y de las exigencias del cliente, podrá ser larga, cuadrada, rectangular, etc. Todo dependerá del tipo de evento que se vaya a realizar.

En cuanto a la mesa, bastará con una mesa de hostelería convencional, ya que posteriormente la cubriremos con una funda y mantel, que le aportará una imagen mucho más elegante y cuidada.

Funda de la mesa

Elegido el tipo de mesa, lo siguiente será escoger una funda que sea capaz de cubrir la mesa en su totalidad, incluyendo las patas, para así evitar que pueda quedar a la vista cualquier resto de la mesa original.

Nuestra recomendación es que también se opte por cubrir las sillas con una funda, para así conseguir una imagen que vaya en sintonía con la mesa. En ese caso, la funda también deberá cubrir la totalidad de la silla.

El mantel

El mantel es sin duda uno de los elementos más importantes al preparar la mesa para un banquete, ya que es el que tendrá un mayor protagonismo, por lo que deberá ir acorde con el estilo general del evento.

El color dependerá del cliente, pero sí que es importante que el mantel cubra toda la mesa, sin llegar al suelo.

Platos y cubiertos

Una vez hemos montado la mesa, y la hemos cubierto con la funda y el mantel, lo siguiente será seleccionar los platos y cubiertos que utilizarán los comensales durante el banquete.

  • Platos:

Al seleccionar los platos tienes múltiples opciones para elegir, en función del tipo de celebración que se vaya a llevar a cabo: platos de cristal, porcelana, mimbre, pizarra, etc. Todo dependerá de los gustos del cliente, así como del tipo de comida que se vaya a servir.

En cuanto a la colocación de los platos, deberán estar separados entre sí en unos 45 centímetros de distancia aproximadamente, manteniéndose a tres centímetros del borde de la mesa. Es importante utilizar un bajo plato, ya que además de mejorar la estética, facilita la composición de la mesa.

En caso de que hubiera plato para el pan, este deberá ir colocado a la izquierda del plato principal, en una posición ligeramente superior.

Por último, es importante tener en cuenta que los platos se sirven por la izquierda del comensal, y se retiran siempre por la derecha.

Te interesa:

Protocolo en la mesa de Navidad: Descubre cómo colocar los cubiertos de la manera perfecta.

  • Cubiertos:

Te recomendamos que optes por unos cubiertos que vayan en sintonía con los platos, aunque no tienen por qué ser exactamente idénticos.

Los cubiertos deberán ir colocados a tres o cuatro centímetros del plato, siempre de fuera hacia dentro en función del orden en el que se vayan a utilizar.

Los tenedores siempre van a la izquierda del plato, con las puntas mirando hacia arriba, mientras que la cuchará irá a la derecha del cuchillo. Tanto la cuchara como el cuchillo estarán a la derecha del plato.

Los cubiertos para el postre se colocarán en la parte superior del plato. Si se trata de un tenedor, las puntas deberán mirar hacia la derecha, mientras que la cuchara estará mirando a la izquierda.

Copas

Muchos comensales no saben diferenciar el uso de cada copa, por ello deberán ser los camareros los que se encarguen de aclararlo durante el servicio.

Lo más habitual es que haya tres tipos de copas:

  • Copa grande: agua.
  • Copa mediana: vino tinto.
  • Copa pequeña: vino blanco.

Las copas se colocan siempre de mayor a menor, de izquierda a derecha. Esto significa que el orden sería la copa de agua, seguida de la copa de vino tinto y por último la de vino blanco.

En caso de que algún comensal solicitase algún refresco, lo ideal sería servirle un vaso con hielo, para mantener libres el resto de copas.

La copa de cava iría colocada a la derecha de la copa de vino blanco, aunque se recomienda no servirla hasta el final del banquete.

Servilletas

Al preparar la mesa para un banquete no hay que olvidarse de las servilletas, que deberán ser de tela y tendrán que ir a juego con el mantel.

Aunque se pueden colocar tanto a la izquierda como a la derecha del plato, lo más recomendable es situarlas sobre el plato, ya sea dobladas o con alguna forma tipo cisne.

Espacio entre comensales

Uno de los elementos más importantes al preparar la mesa para un banquete, es tener en cuenta que deberás dejar entre 50 y 60 centímetros en cada comensal, ya que es el espacio ideal para garantizar su comodidad a lo largo de toda la comida o cena.

Elementos decorativos

Y por último, también deberás colocar algún elemento decorativo que sea capaz de aportar un toque diferente a la mesa, aunque es importante no caer en el exceso y acabar con una mesa sobrecargada.

En la mayoría de banquetes lo más habitual suelen ser los centros de mesa, teniendo siempre en cuenta la formalidad del banquete, así como el tamaño de las mesas. Nuestra recomendación es optar por un centro de mesa sencillo a la vez que elegante, que sea capaz de decorar y aportar estilo, pero sin llegar a molestar a los comensales.

Conclusión

Con estos consejos preparar una mesa para un banquete te resultará mucho más sencillo, teniendo las bases para conseguir una presentación que será capaz de dejar a todos los invitados con la boca abierta y aportarle un valor añadido al evento.

2019-07-11T16:12:49+00:00 11/07/2019|Blog, Trucos y consejos|