¿Cómo limpiar y pelar alcachofas fácilmente?

Estamos en tiempo de alcachofas, un alimento con múltiples propiedades nutricionales, muy versátil, que nos ofrece un sinfín de posibilidades en la cocina. No hay dudas de que se trata de un auténtico manjar, pero el principal problema que nos encontramos es que limpiar una alcachofa puede ser un proceso complicado, especialmente la primera vez, cuando no sabemos cómo hacerlo.

Conscientes de ello y aprovechando el confinamiento, desde The Cooksters te vamos a contar cómo limpiar y pelar alcachofas paso a paso, para que puedas introducir este maravilloso alimento en la cocina de tu restaurante de la mejor forma posible.

Te interesa:

Tres recetas fáciles y rápidas para cocinar en tu restaurante cuando finalice la cuarentena.

¿Cómo limpiar alcachofas paso a paso?

Para limpiar una alcachofa lo primero que debemos hacer es lavarlas con agua, siendo lo más recomendable introducirlas en un bol con agua y un poco de limón, dejando que reposen durante cinco minutos, y enjuagando antes de pelar.

Hecho esto, hay que tener en cuenta que existen diferentes formas de pelar alcachofas en función de cómo las vayas a cocinar, y nosotros te vamos a contar cómo limpiar alcachofas de manera estándar, que te servirá para hervir, congelar o freír.

  • Paso 1:

Para facilitar su manipulación, cortamos el tallo de la alcachofa si es muy largo, dejando únicamente dos o tres centímetros de longitud.

Recomendamos no tirar el tallo, ya que está muy rico y lo podremos utilizar para otras elaboraciones.

  • Paso 2:

Sujetando bien la alcachofa, comenzamos a sacar las hojas de una en una con cuidado, tirando de ellas hacia abajo hasta que acaben rompiéndose.

Vamos retirando capas mientras las hojas se doblen por la mitad, y cuando al doblarlas se rompan significará que ya están tiernas, por lo que no tendremos que retirar más capas de hojas. Esto dependerá en función del tamaño y la calidad de las alcachofas.

  • Paso 3:

Con ayuda de un cuchillo con puntilla pelamos el tallo y la base de la alcachofa, teniendo cuidado para quitar la menor cantidad de pulpa posible.

Para pelar el tallo de la alcachofa eliminamos la capa externa fibrosa y dura, comenzando de abajo hacia arriba.

  • Paso 4:

Lo siguiente será cortar el extremo de las hojas, entre un tercio y la mitad en función de lo verdes que estén las puntas de las hojas, ya que esta parte no será masticable. Utilizando un cúter eliminamos también la parte interna de la alcachofa, que es la clásica pelusilla que tampoco

  • Paso 5:

Cuando hayamos limpiado la alcachofa, la partimos por la mitad o en cuartos, según su tamaño o el plato que vayamos a elaborar.

Ya tenemos limpias y peladas las alcachofas, pero ahora nos encontramos otro problema, y es que las alcachofas peladas se oxidan y ennegrecen rápidamente, lo que afectará a su aspecto y a su sabor, que será más amargo.

Por ello a continuación te contamos cómo evitar la oxidación de las alcachofas. Si quieres que tus alcachofas luzcan apetecibles y tengan el máximo sabor, toma nota.

Te interesa:

Receta de rulo de rabo guisado con guarnición de verduras de temporada.

¿Cómo evitar la oxidación de las alcachofas?

Existen diferentes formas para evitar la oxidación de las alcachofas, pero nosotros te vamos a mostrar la que utilizamos nosotros, ya que nos funciona muy bien y nos ofrece excelentes resultados.

Es muy fácil, ya que consiste en introducir las alcachofas peladas en un bol con agua, zumo de limón y perejil. La razón no es otra que el limón mantiene las alcachofas en perfecto estado y evita su oxidación, mientras que el perejil es un potente antioxidante rico en vitamina C, y además no dejará ningún sabor en las alcachofas.

¿Cómo pelar alcachofas sin mancharnos?

Las alcachofas manchan mucho, y si no tomamos precauciones acabaremos perdidos, y además las manchas son muy difíciles de quitar.

Lo más recomendable es utilizar unos guantes de látex para pelar las alcachofas, pero si no dispones de ello o se te ha olvidado, frota las manos con un zumo de medio limón con un poco de azúcar. El limón se encargará de eliminar las manchas mientras que el azúcar hará la función de exfoliante de la piel.

Conclusión

Ahora que ya sabes cómo pelar alcachofas correctamente, aplica esta técnica en tu restaurante y comienza a introducir este delicioso producto en tus platos. Tus clientes quedarán encantados.

2020-05-08T13:09:52+00:00 07/05/2020|Blog, Trucos y consejos|