¿Cómo desmechar o deshilachar un pollo en la cocina de tu restaurante cómodamente? ¡Descúbrelo!

El pollo hilado se ha situado como una de las preparaciones de carne más populares en nuestra gastronomía, ya sea para la preparación de deliciosos platos, o para otras elaboraciones como bocadillos, sándwiches, ensaladas, empanadillas, croquetas, pasta…

Una de las claves del éxito del pollo hilado es que es muy fácil de preparar, además de mostrarse como una opción muy ligera totalmente libre de ingredientes añadidos y rica en nutrientes, lo que hace que sea ideal para cenar.

Si tienes un restaurante, en el pollo hilado encontrarás a un gran aliado, ya que además de poder incorporarlo en múltiples elaboraciones, será un verdadero reclamo entre tus clientes. No hay que olvidar que el pollo es la carne más consumida en nuestro país.

El pollo hilado de The Cooksters, un elemento indispensable en tu restaurante

En ese caso, ya sabes que en The Cooksters podrás comprar pollo hilado de máxima calidad, ya desmechado o deshilachado, listo para consumir. Con nuestro pollo hilado podrás ahorrar tiempo en la cocina, ofreciendo a tus comensales un producto de buenísima calidad y sencillamente delicioso, capaz de deleitar a los paladares más refinados y exigentes.

El pollo hilado de The Cooksters lo cocinamos al vacío mediante el método sous – vide con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, consiguiendo que la pechuga de pollo quede perfectamente jugosa y con un sabor irresistible.

Cada ración incluye 500 gramos de pollo ya deshilachado y la entregamos congelado. Para consumirlo en las mejores condiciones, lo ideal es que comiences a descongelarlo entre 6 y 8 horas antes en el frigorífico. Tú decides si servirlo en frío o en caliente, ya que en ambos casos el éxito está asegurado.

Las posibilidades de elaboración que te ofrece el pollo hilado son innumerables, como esta receta Koama de Crujiente de San Simón con pollo hilado, perlas de pimiento asado y mayonesa de wasabi, que te permite llevar a cabo un plato vanguardista y delicioso que se convertirá en uno de los más demandados por tus clientes.

Aprende a deshilachar pollo de una manera sencilla

Ante el éxito y la demanda del pollo hilado, aprender a deshilachar pollo es fundamental para cualquier cocinero que se precie, y aunque es una tarea muy sencilla, puede resultar algo complicada si no se tienen los conocimientos necesarios.

Conscientes de ello, a continuación te vamos a dar los pasos para deshilachar pollo de una manera sencilla que te permita conseguir los mejores resultados, en el menor tiempo posible. Presta atención y toma nota.

Pasos para deshilachar pollo tú mismo en la cocina de tu restaurante

Introduce las pechugas de pollo que vayas a deshilachar en un cazo lo suficientemente grande como para quedan todas, una al lado de la otra, y sazónalas con sal y pimienta. Hecho esto, enciende el fuego al mínimo para que comiencen a calentarse durante un minuto aproximadamente.

Ya con el cazo caliente, añade caldo de pollo y orégano seco, y cocina a fuego lento durante 8 – 15 minutos, en función del grosor de las pechugas y del resultado deseado. Pasado ese tiempo, apaga el fuego pero deja el cazo reposando durante unos pocos minutos.

Retira las pechugas de pollo y escúrrelas con ayuda de un colador para acabar con el agua que hayan podido absorber. Cuando el pollo esté a temperatura ambiente, comienza a cortarlo a pequeños trozos y posteriormente, desmenúzalos con tus propias manos.

Si has seguido este proceso al pie de la letra, deshilachar el pollo será muy sencillo, y verás cómo con tus dedos podrás desmenuzarlo de una manera cómoda, rápida y fácil.

Como ves, deshilachar el pollo no es una tarea complicada, pero sí que requerirá tiempo si quieres obtener los mejores resultados y garantizar que quede perfectamente jugosa. Por ello, como sabemos que el tiempo es oro en tu restaurante, te invitamos a probar el pollo hilado de The Cooksters. Te conquistará.

2019-06-05T10:46:38+00:00 06/06/2019|Blog, Recetas|