5 brochetas gourmet para disfrutar de un aperitivo TOP

Gran parte del éxito de un restaurante depende de la calidad de sus aperitivos, un básico indispensable que no debe faltar, y que sin duda te será de gran ayuda no solo de cara a satisfacer a tus comensales, sino también para atraer a nuevos clientes hasta tu restaurante.

España es un país de aperitivos y nosotros lo sabemos, por ello en The Cooksters contamos con una amplia selección de aperitivos gourmet, en la que encontrarás una amplia variedad de aperitivos llenos de sabor, tanto fríos como calientes, y con un ligero toque de cocina de vanguardia, que te permitirán conquistar a tus comensales desde el primer momento, abriéndoles el apetito desde que entren a tu restaurante.

Pero en el post de hoy nos hemos querido centrar en las brochetas para aperitivo, ya que nos parecen una de las mejores opciones para abrir boca, gracias a su originalidad, calidad y excelente presentación.

Quizá te interese:

7 aperitivos gourmet para seducir el paladar de tus clientes desde el primer bocado

Un auténtico aperitivo cinco estrellas con el que deleitarás a tus comensales, y se convertirá en uno de los platos más demandados. ¡Volarán de los platos en un abrir y cerrar de ojos!

#1- Brocheta de langostino crujiente

Si creías que las brochetas únicamente eran de carne, estabas totalmente equivocado. En The Cooksters te traemos unas brochetas de langostino crujiente, que son uno de nuestros aperitivos por excelencia.

Con una calidad espectacular, pelamos a mano los langostinos uno a uno, para así mantener todas sus propiedades y garantizar el sabor a langostino más intenso, y tras colocarlos en sus palillos, los empanamos cuidadosamente con pan japonés.

De esta manera, adquieren una textura crujiente realmente deliciosa, que se encargará de hacer la boca agua a tus comensales.

#2- Piruletas de cordero crujiente

De los langostinos nos vamos al cordero, a través de unas piruletas de cordero crujiente que permitirán degustar este alimento de una manera diferente, original y sobre todo, deliciosa. Un aperitivo sencillo, que será un acierto seguro.

Elaboramos las piruletas nosotros mismos, de manera manual. Para ello hacemos unas pequeñas albóndigas con la carne de cordero, las rebozamos en harina, y las colocamos en los palillos. Un producto para presentar en tan solo unos minutos; ¡freír y listo!

#3- Brocheta 100% de pechuga de pollo

No podía faltar un clásico como la brocheta de pollo, que nunca falla. A nosotros nos encanta, y hemos preparado una brocheta 100% de pechuga de pollo, realmente deliciosa, en la que utilizamos el solomillo de la pechuga de pollo, y lo empanamos cuidadosamente para garantizar los mejores resultados.

Se puede consumir tanto frío como caliente, y gustará tanto, que incluso muchos clientes se lo pedirán como plato principal. No puede faltar en la carta de tu restaurante.

#4- Espiral de langostino y kimchi

Si estás buscando un aperitivo de calidad, delicioso, vanguardista y con toques de otras cocinas del mundo, en la espiral de langostino y kimchi by Koama encontrarás lo que buscas.

Un aperitivo que se ha convertido en uno de los más demandados entre nuestros clientes, y que a día de hoy está presente en las cocinas más importantes de todo el mundo.

Se trata de una fina y crujiente espiral hecha a base de pasta brisa, rellena de langostino con un ligero toque a kimchi, que se traduce en una explosión de sabores deliciosos, caracterizados por el picante que le aporta el kimchi.

#5- Piruleta de queso de cabra y confitura de tomate

Si te gustó la piruleta de cordero, espérate a probar la piruleta de queso de cabra y confitura de tomate que te traemos en The Cooksters.

Es un aperitivo sofisticado, ligero y con un sabor espectacular, que hará las delicias de los amantes del queso, aportando un delicioso toque a través de la confitura de tomate realmente espectacular.

Cómo elaborar nuestras brochetas para aperitivo

Además de deliciosas, una de las claves de nuestras brochetas para aperitivo, es que las podrás tener listas para servir en apenas cinco minutos, o incluso menos.

Ten en cuenta que te las entregamos congeladas, por lo que lo único que deberás hacer, será freírlas en abundante aceite bien caliente, hasta que veas que adquieren ese color dorado tan característico. Asegúrate de que hayan obtenido una textura crujiente, ya que de lo contrario no conseguirás sacarles el máximo partido.

2018-12-19T08:49:45+00:00 03/01/2019|Blog, Curiosidades culinarias|